Wednesday, October 29, 2014

A Boy and His Gourds (and his toothbrush and his ladle) | You Ask a ...


gourds!Zeke is so delighted with himself.


Lately he loves to careen into my office, which doubles as our guest bedroom or the bed where Zeke sleeps with one of us when he won’t go back to bed during the night, and scramble up onto the bed and throw himself onto a pillow. He grins this huge grin like he has gotten away with something amazing. Then he pats the pillow next to him, indicating that you are supposed to lie down there with him. Then he pulls the covers up over himself and grins some more. He also loves to climb up on his sister’s bed, using the Lego bins or the dress-up bins as a stool. If there are objects sitting on the bins he will fling them away so he can climb unencumbered. If you move the bins away so as to discourage him from climbing onto Zoe’s bed, he will move them back or find some other way to scale the foot of the bed, perhaps channeling his inner Spiderman.


For an 18-month-old boy, Zeke is remarkably committed to good hygiene. For example, if the bathroom door is left open he will climb up to the sink and wash his hands with some frequency and plenty of glee. He loves turning on the water. He will also sit in the bathtub and play long after you’ve drained the water out. I don’t know why he enjoys this or how he doesn’t get cold, but sitting wet in the empty tub with his toys seems like nothing less than paradise to him. He loves the tub so much that one day when he and his sister were both driving me a bit batty, I stuck him in the tub with his clothes on. (Naked he tends to slide around some). I retrieved from a kitchen cabinet an enormous metal bowl that I have only ever used for food when I once made a huge quantity of salad for a picnic for people who were homeless. The bowl is now primarily used as a musical instrument or for science experiments. So I put some water in the bowl and threw some bath toys in and let Zeke play in the tub fully clothed until he was soaked enough to be uncomfortable. It bought me some time. We’ve recently resumed our efforts to brush his teeth because he has some now, but he prefers to do it himself. I think he is mostly brushing his tongue, but that’s important too, right?


Whether he is gathering and distributing or cuddling with gourds, or trying to scoop Chex cereal out of a snack cup with a small pasta ladle, pasta ladle!or turning on Randy’s clock radio so he can dance, Zeke does things his own unique way. He loves the co-op preschool where he goes two mornings a week. After a few mornings of crying when I dropped him off he now runs (as best he can) for the classroom and tries to scale the baby gate to get in as fast as he can to investigate the sensory table or squish playdough between his fingers. Last week I co-oped in his classroom and they were painting pumpkins with acrylic paint (the kind of paint preschoolers usually use doesn’t stick to pumpkins well, I guess. Or maybe it washes off too easily). Zeke had a paintbrush and a cup of black paint. He painted a bit on his pumpkin. Then he carefully painted the palm of each hand and all his fingers. Then he gestured for his teacher’s hand and painted it black as well. Then, as any creative genius would, he ran his fingers through his hair. Then, after washing hands, he wandered over to the book corner and laid down on a blanket and pillow and rolled around, adding his black paint touch to the pillowcase (I’ve since washed it and you’ll be relieved to know the paint came right out after being soaked in Oxi-clean.


When we drive by a playground, he squeals and claps in recognition. Yesterday at Zoe’s soccer practice he walked across the field on his own to reach the playground and did what all the four- and five-year-olds were doing. I sprinted in pursuit. He loves to carry Zoe’s rolling backpack and was rolling rolling backpack!it up and down the track around the field. Eventually he abandoned it and it sat there on the track with young cyclists and grown-up joggers maneuvering around it until I had a chance to move it at a moment when I didn’t think Zeke was going to leap from a 6-foot high play structure.


I would estimate that his sleeping through the night is up to 50% to 75% of the time. His tantrums run about five to 10 per day, particularly when you’re strapping him into his carseat or changing his diaper or taking away something that he wants but isn’t supposed to have. But when he’s not shrieking in protest, he truly is delightful, to himself and to us.





Source:


http://ift.tt/100UIZa






The Late News from http://ift.tt/1h3ueKo

Read more ...

Review AHS: Edward Mordrake, Part 1 - Todoseries


main


Como cada año, American Horror Story llega más que puntual a su cita favorita: Halloween. Si bien no son pocas las series de televisión que suelen dedicar un episodio a esta tradición, hay que reconocer que AHS es una de las que mejor encaja con ella por su temática. Una vez más, la serie de Ryan Murphy nos presenta un episodio doble. Y, como casi siempre, la primera parte sale perjudicada: en mi opinión, este tercer episodio sí que ha estado claramente un escalón por debajo de los anteriores. Aun así, hay algunas cosas que merece la pena destacar. ¿Pasamos y las comentamos?


Está claro que, a pesar de encontrarnos ya en el tercer episodio de Freak Show, aún no conocemos todas las cartas que nos va a presentar la temporada. Y es que da la impresión de que cada capítulo nos traerá alguna novedad interesante. Así, si la semana pasada conocíamos a Desiree y Dell, en esta nos encontramos con otros dos personajes nuevos: Stanley (Denis O’Hare) y Esmeralda (Emma Roberts). De este modo, y si no me equivoco, ya hemos conocido a todos los personajes que interpretarán los actores principales de la serie en esta temporada.


Stanley y Esmeralda (si es que esos son sus verdaderos nombres) en realidad poco tienen que ver con el mundo del espectáculo. Lo cierto es que son dos timadores que sólo pretender ganar dinero a costa de vender los cuerpos de los fenómenos (o partes de ellos). Con esa intención llegan al espectáculo de Elsa. O, más bien, lo hace Esmeralda, para poder abrir camino luego a su compañero.


Esmeralda se presenta como una adivina, y lo cierto es que no le cuesta demasiado embaucar a los componentes del show. O, por lo menos a dos de ellos: a Jimmy (con el que poco tiene que hacer, la verdad), y a Elsa. Y es que con un poco de observación y sabiendo dónde tirar del ego de la eterna aspirante a estrella, Esmeralda es capaz de hacerle a Elsa las promesas que ésta quiere escuchar: la fama, aunque tardía, está a punto de llamar a su puerta. Y lo hará de la mano de un caballero bien dispuesto y arreglado.


Está claro que todo lo que Esmeralda se propone es predisponer a la alemana para que acepte a Stanley en cuando ponga un pie en el circo. Un Stanley, que, por cierto, también parece ocultar alguna especie de fenómeno… bajo sus pantalones.


01


En cualquier caso, Elsa no tarda en ponerse manos a la obra para preparar el número que supondrá su acceso a la fama. Y lo hace con una versión nada despreciable de Gods and Monsters, de Lana del Rey. Es más que conocida la pasión que siente Murphy por incluir números musicales en sus series, y está claro que en esta temporada no se está cortando un pelo a la hora de hacerlo a su antojo.


La actuación de Miss Elsa, sin embargo, es mucho más peligrosa de lo que podría parecer: y es que, según una leyenda, los circos de fenómenos no pueden actuar en la noche de las brujas, porque corren el riesgo de atraer el espíritu de Edward Mordrake. Y así ocurre, de hecho, durante la canción de Elsa, en una aparición muy lograda que la cantante interpreta erróneamente bajo la influencia aún de las palabras de la falsa adivina.


Aunque ya lo comentamos en la pre-review, quizás convendría mencionar el hecho de que Edward Mordrake no es una figura inventada para la serie, sino que es un personaje basado en alguien real. De hecho, internet está plagado de historias suyas, y, hasta donde he podido comprobar, todos los relatos coinciden con la versión de él que se da en la serie: la del acaudalado y culto joven de dos caras atormentado por los mensajes diabólicos que podía escuchar provenientes de su otro rostro. Una historia escalofriante que, sin embargo, no deja de producir cierta fascinación. Como todo lo que hay de verdad en torno a esta temporada.


American Horror Story ya ha demostrado en más de una ocasión que gana enteros cuando utiliza personajes reales como tema de inspiración. Posiblemente mi favorito sea el caso de la Dalia Negra, allá por la primera temporada. Así que, esta vez, Mordrake tiene la oportunidad de regalarnos un buen personaje (sin llegar a hacerse pesado como en su día lo hizo The Axeman).


En cualquier caso, y siguiendo la tradición, Edward llega acompañado de su peculiar séquito, y dispuesto a marcharse con un componente más entre sus filas. A cuál de los personajes elegirá es algo que aún no sabemos, aunque sí que está clara la identidad de una persona que no le acompañará: la buena de Ethel.


02


No me pesa decir que Ethel (o, quizás, Bates) ha sido la que ha salvado el episodio. Lo hace desde el primer momento, cuando descubrimos que tiene los días contados en una escena que nos toca en lo más profundo, no por saber que su personaje morirá pronto, sino al ver cómo se emociona al sentir por vez primera respeto como paciente.


A pesar de que el médico le da algunas pautas para poder retrasar su fin lo máximo posible, da la impresión de que Ethel ya se ha dado por vencida. No en vano, no duda a la hora de tratar de ahogar sus penas con alcohol, y, sobre todo, en sincerarse con Dell. Y es que, a pesar del profundo odio que siente hacia el forzudo, es consciente de que Jimmy necesita alguien que le guíe, y de que no hay mejor candidato que su propio padre.


El diálogo entre Dell y Ethel es, sin duda, una de las mejores escenas del episodio. Y es que no sólo la mujer barbuda muestra sus debilidades, sino que también él baja la guardia por primera vez, y muestra algo que, si no es remordimiento, se le parece mucho. Y, sobre todo, le proporciona a Ethel la tranquilidad que necesita para saber que Jimmy no estará solo cuando ella se marche.


Sin embargo, esta no es la única escena de Ethel que nos ha puesto el vello de punta en el episodio. Y es que el otro gran momento se produce cuando Edward Mordrake le pide que le cuente su historia para ver si es ella la que debe acompañarles cuando se marchen. Es precisamente aquí donde por fin conocemos el pasado de la mujer, sus orígenes, su historia con Dell y, sobre todo, el secreto más oscuro que le ha atormentado desde siempre: el haber usado a su hijo desde el mismo parto como una atracción para curiosos. Y es que, como no puede ser de otra manera, se siente culpable por haber condenado a Jimmy a una vida que odia sin haberle dado ninguna otra opción, y sin protegerle cuando era completamente vulnerable. Una dura historia, sin duda.


A pesar de ello, parece que la historia de Ethel no cumple con lo que Mordrake espera, y será otro el que le acompañe. Aunque para saber su identidad, tendremos que esperar al próximo episodio…


03


Por supuesto, no nos podemos olvidar de la otra gran trama de la temporada: la que tiene lugar fuera del circo. En casa de los Mott, la madre de Dandy lo ha preparado todo para celebrar la noche de Halloween. De hecho, incluso ha obligado a la criada a aprender a reírse como el Pájaro Loco. Todo, una vez más, para intentar complacer a un muchacho para el que nada es lo suficientemente bueno.


Así que, como cabría esperar, ni las tartas decoradas, los adornos ni los disfraces ideados por su madre son suficientes para el exigente joven, que estalla de rabia y decide celebrar Halloween a su manera. De este modo, deja a un lado lo que le gustaba hasta hace poco, y se centra en su nueva obsesión: Twisty.


Tengo que reconocer que la escena en la que baja las escaleras homenajeando a la clásica Halloween (¡Gracias, Irene!) y amenaza a la criada ha sabido crear muy bien la tensión que necesitaba. Realmente he pensado que íbamos a ver morir a la paciente mujer. Pero Dandy no está listo para eso. Al menos todavía…


Quien sí tiene mucha experiencia en esto de asesinar es Twisty. Aprovechando la temática de Halloween, nuestro payaso preferido se ha paseado por las calles a sus anchas. Y se ha fijado, precisamente, en una niña con coulrofobia, un detalle que me ha gustado bastante. Sobre todo teniendo en cuenta que durante todo el episodio he pensado que la víctima sería la niña cuando en realidad lo era su hermano.


Sinceramente, a estas alturas no sabría bien decir quién va a resultar más peligroso a largo plazo, si Twisty o Dandy. Está claro que el primero ya es un asesino en serie (y en condiciones), pero el carácter del muchacho es realmente difícil de manejar. Y creo que en cuanto cruce la delgada línea que separa su rabia del asesinato, no va a haber manera de hacerle retroceder.


En cualquier caso, como decíamos antes, este episodio cuenta con la desventaja de ser la primera parte de un capítulo doble, lo que normalmente afecta a su visión en conjunto, puesto que aún necesita una resolución que – esperemos – llegará en la próxima entrega. ¿Estáis de acuerdo vosotros?




Vuestra nota



Review AHS: Edward Mordrake, Part 1 3.00/5 (60.00%) 1 vote







Source:


http://ift.tt/1sSa3VP






The Late News from http://ift.tt/1h3ueKo

Read more ...

Live Chat: UFC 179 results, Conor McGregor's role, Michael Bisping ...



By Luke Thomas


Welcome to episode 109 of The Promotional Malpractice Live Chat.


As I previously pointed out, the UFC 179 fight card was generally not good. However, the main event was nothing short of incredible. Jose Aldo and Chad Mendes gave fight fans the kind of treat they’ve been looking for on Saturday night in Rio de Janeiro. Conor McGregor gave people something, too, but it was a mix of intrigue, over exposure, frustration and genuine glee.


We’ll talk about that largely dreadful event, the crown jewel that was the main event, why McGregor was there and every other possible angle.


I suppose we can’t avoid the rivalry between middleweights Michael Bisping and Luke Rockhold. We’ll discuss what the implications of a win and how the fight is…


Source:: MMA Fighting






Source:


http://ift.tt/1tihSod






The Late News from http://ift.tt/1h3ueKo

Read more ...